Buscar
  • One Hundred Team

Lecciones aprendidas de la Cuarentena

El martes 15 de junio, casi 90 días después de su inicio, se levantó por fin la cuarentena y toque de queda para nuestra Isla. Aunque este hecho representa un tremendo alivio y una gran victoria para nuestra comunidad, no significa que haya pasado el riesgo del COVID-19 en su totalidad si no que, tanto nosotros como nuestros negocios, debemos estar alertas y respetando las medidas de seguridad que los expertos recomiendan.


Y si bien estos 90 días de cuarentena han dejado muchas interrogantes para nosotros como ciudadanos como en nuestro rol de dueños y dueñas de negocios, es cierto también que hemos recibido muchas lecciones que no debemos tomar a la ligera ni olvidar.

En primer lugar, es de suma importancia que las finanzas de nuestras empresas estén ordenadas y debemos evitar, ante todo, tener deudas con entidades gubernamentales como el Departamento de Hacienda de Puerto Rico. Cuando comenzaron las medidas restrictivas por la pandemia y llegaron las primeras ayudas federales, muchas empresas que no tenían sus documentos en orden y/o mantenían alguna deuda no pudieron acceder a esta primera ronda de beneficios algo que impidió la adaptación y reestructuración que esas empresas necesitaban para operar.

También aprendimos nuevamente lo necesario que es mantener una estrecha relación con empleados, el equipo ejecutivo y proveedores de servicios. Normalmente operamos bajo la creencia de que lo primordial del negocio es “el negocio”, generar utilidades y el resto queda relegado a un rol secundario. Pero cuando trabajamos en época de desastre y nos damos cuenta que la vida de todos y todas se ve afectada, cuando debemos pedirle a nuestro equipo que trabaje y se comprometa con la empresa aún cuando eso no se vea reflejado en un bono; la relación que tenemos y hemos construido con nuestros colaboradores y empleados se pondrá a prueba. Cuidemos esta relación y nutramos en tiempos de abundancia, para que en la época de necesidad las lealtades del equipo estén siempre alineadas.

Y si este año 2020 nos ha dejado una gran enseñanza, es que hay que estar preparados para todo. No estábamos preparados para los terremotos y menos para una pandemia mundial. No sabemos qué nos deparará el futuro y es esta incertidumbre la que puede acabar con nuestra estabilidad como dueños de negocio y hacernos pasar malos ratos innecesarios. Es importante comenzar desde ya, que retomamos algo de normalidad, a prepararnos para la nueva situación de catástrofe:

1. Afinemos nuestros costos fijos, veamos qué cosas son imprescindibles en nuestra operación y cuáles gastos podemos dejar para más adelante

2. Invirtamos en nuestro equipo humano

3. Tengamos siempre ahorros líquidos que nos permitan tener capital cuando debamos enfrentar situaciones imprevistas

4. Identifiquemos cuáles productos o servicios nos dejan más utilidad, para saber rápidamente en qué cosas enfocarnos cuando entremos en momento de problemas.

Durante los meses que vienen el empresariado, los emprendedores y expertos de la Isla y del Mundo, emitirán conclusiones y aprendizajes de lo vivido y estudiaremos cómo evitar que estas calamidades que no controlamos nos afectan a este nivel nuevamente.

Desde One Hundred Ventures reiteramos nuestro compromiso con las empresas y emprendimientos de Puerto Rico y los mantendremos al tanto de todas estas novedades para ayudarles a salir adelante.

0 vistas

Allies:

Follow Us:

  • Facebook
  • Linkedin

© 2020 One Hundred Ventures. All rights reserved.